Viernes Noviembre 24 , 2017

¡Infamia contra los derechos de las niñas!

Vota este artículo
(1 Voto)
A través de Facebook se convocó a una marcha para rechazar la muerte de Andrea Marcela. La movilización se cumnplirá desde las 2 de la tarde de este lunes 8 de octubre y saldrá desde la Glorieta Norte hacia el centro de Tunja. A través de Facebook se convocó a una marcha para rechazar la muerte de Andrea Marcela. La movilización se cumnplirá desde las 2 de la tarde de este lunes 8 de octubre y saldrá desde la Glorieta Norte hacia el centro de Tunja. Foto: Tomada desde Facebook

Familiares hallaron el cuerpo sin vida de Andrea Marcela García Buitrago, una menor de 12 años desaparecida desde el primero de octubre.

Luego de una semana de angustiosa búsqueda por el sector próximo a su residencia, el barrio El Milagro, de Tunja, ubicada al sur - oriente de la capital de Boyacá, sus tíos la encontraron el sábado 6 de octubre, al medio día, en un lote baldío a la altura de la vía que desde esta ciudad conduce al municipio de Villa de Leyva.

Blanca García, tía de la niña, relató que de inmediato alertaron a las autoridades para que se realizara el levantamiento del cadáver y en entrevista con la emisora Boyacá 95,6, de la Gobernación de Boyacá, cuestionó la tardía y apática reacción de los organismos de seguridad quienes, en su opinión, no hicieron lo suficiente para encontrar con vida a la niña.

“La buscamos durante toda la semana, no dormimos por recorrer cada sector, buscamos en las cárcavas  y entre las matas, lo hicimos solos porque las autoridades no nos ayudaron”, dijo Blanca García a los periodistas de la estación oficial.

Dadas las difíciles condiciones en que se descubrió el cuerpo de Andrea Marcela, incinerado y desmembrado, fue necesario que un equipo especializado compuesto por médicos, antropólogos y dactiloscopistas viajara desde la ciudad de Bogotá para apoyar las labores de identificación de los despojos mortales de la pequeña.

Rafael Parra, director de Medicina Legal para Boyacá, en declaraciones a la misma emisora, se abstuvo de dar detalles del estado del cuerpo y pidió a la ciudadanía no especular sobre las circunstancias que pudieron haber rodeado el asesinato de la menor.

El crimen de Andrea Marcela García Buitrago se suma al ocurrido el 28 de agosto pasado en la vereda El Moral, de Chivatá, desde donde se reportó el homicidio de Yeimi González Bolívar, una niña de 11 años y por cuyo hecho se sindica a un estudiante de la Institución Educativa Agropecuaria de Chivatá.

La muerte de Yeimi provocó la reacción de las autoridades locales y regionales quienes pidieron a la comunidad propender por la defensa de los derechos de las niñas y los niños del departamento.

El día fatal

Andrea Marcela García Buitrago, quien cursaba quinto de primaria en la Institución Educativa Gonzalo Suárez Rendón, desapareció de su casa el lunes primero de octubre momentos después de que salinera a realizar una llamada telefónica por petición de su mamá, según la versión entregada por sus padres a la Policía.

Desde entonces no se sabía nada de la menor hasta cuando fue descubierta sin vida en un lote al sur - oriente de la ciudad el sábado anterior.

En un comunicado de prensa expedido por la Oficina de Prensa de la Alcaldía de Tunja se indica que, contrario a lo expresado por la familia, se activaron todos los mecanismos de búsqueda desde el momento en que se recibió la denuncia y se aclara que ésta se recepcionó a las 3 de la tarde del primero de octubre pese a que Andrea Marcela  desapareció desde las 8 y 30 de la mañana.

El texto del comunicado expedido por la administración del alcalde Fernando Flórez Espinosa dice lo siguiente:

"La Alcaldía Mayor de Tunja se permite comunicarle a la opinión pública que:

El primero de octubre la niña Andrea Marcela García Buitrago salió de su casa a las 8:15 según la versión que dio la familia a las 3:00 de la tarde al reportar el suceso en la línea 123; una vez recepcionada la denuncia la Policía, Fiscalía, SIJIN y CTI, mediante la plataforma NN del SIRDET que se activó a nivel nacional, desplegaron un grupo interinstitucional para atender el caso, mediante polígamas la policía realizo búsqueda en terminales, carreteras, municipios.

La alcaldía estuvo atenta fortaleciendo la búsqueda acatando la orden del fiscal octavo una vez fue activado el mecanismo de búsqueda urgente, estableciendo un sistema de redes de acompañamiento con las instituciones pertinentes y la familia; comunicados, carteles, operativos y llamados a todas las instancias pertinentes fueron las herramientas utilizadas.

Todo un despliegue de esfuerzos desde la Alcaldía, CTI, SIJIN, Policía, sumado a los esfuerzos de la familia no fueron suficientes en contra de la actitud de los delincuentes, estos hechos que hoy nos conmocionan son parte de la ausencia de valores y descomposición social y la violencia intrafamiliar.

Estas versiones son resultado del consejo extraordinario de seguridad que sostuvimos en la tarde de hoy con las entidades pertinentes, estableciendo la realidad de los hechos acaecidos y las acciones a realizar dentro de las que se encuentra la entrega de recompensas económicas a quien brinde información relevante sobre el caso.

Hoy, un cuerpo de una menor, sin vida, en lamentables condiciones fue encontrado, por eso pedimos a todos cuidar a nuestros niños, niñas y adolescentes, a estar muy pendientes en los barrios y centros de la ciudad para que esto no vuelva a ocurrir, a denunciar comportamientos extraños, máxime cuando en este mes de octubre los niños salen sin compañía.

Invitamos a padres y maestros a educarles para que no se confíen, que no hablen con extraños y también invitamos a los adultos a que no dejen salir solos a los niños y niñas, a fortalecer los lazos familiares, a comprender que nuestros pequeños están indefensos en un mundo que está en crisis de valores, por eso la familia es el lugar de paz que debe resguardarles, los niños, niñas y adolescentes esperan tener en sus casas la alegría y la paz y esperan de los adultos que la conforman el cariño y la seguridad.

Actuemos con responsabilidad ante esta situación y elevemos nuestras oraciones por Andrea, por sus padres Alberto y María, por sus hermanitos Claudia y David que la aman, tanto que desde el día de su desaparición no escatimaron esfuerzos por buscarla, ellos hoy sienten un gran vacío y una tristeza indescriptibles, oramos al Todopoderoso para que su amor y su paz los cobijen.

Los niños, niñas y adolescentes deben ser defendidos y protegidos, es injusto que sucedan estas cosas en nuestra ciudad y es más que lógico sentir enojo e impotencia ante esta situación, por eso, llamamos a la ciudadanía a no hacer apología de la violencia y mantener la compostura.

No queremos más símbolos de la violencia, necesitamos que todos guardemos el respeto por los derechos de la niña, acogiéndonos al código de infancia y de adolescencia, sin instigar la realización de actos de violencia como el que se presentó hoy en el lugar de los hechos y no hacer comentarios mal intencionados, busquemos la paz.

No podemos esperar a que estas cosas sucedan para que el cuerpo social se haga sentir, debemos actuar a tiempo, todos: ciudadanía, medios de comunicación e instituciones debemos ser promotores de paz, para no entorpecer la labor de las autoridades judiciales y policivas y debemos pronunciarnos de manera cuidadosa por el respeto a los Derechos Humanos y de los Niños de forma que los violentos sientan el reproche de una ciudad pacífica.

Entre todos podemos hacer una campaña para encontrar a los culpables, con cordura y confiando que la justicia divina está de nuestra parte y que el peso de la ley será sobre los delincuentes".

Enlaces Externos