Viernes Noviembre 24 , 2017

"O los entregamos o nos entregamos"

Vota este artículo
(10 votos)

La Alcaldía mayor de Tunja, adquirió un lote de 57 mil metros cuadrados al occidente de la ciudad, 24 mil de ellos destinados a construir el proyecto de vivienda Torres del Parque que contaría con 460 apartamentos, el área de cada uno de ellos de 66 metros cuadrados. Este proyecto fue aprobado por el estado  a través Findeter S.A (financiera del desarrollo).

 

En el año 2009 durante el mandato de Arturo Montejo, se adjudicó el contrato de construcción de viviendas para este proyecto de interés social al constructor Iader Barrios Hernández, según el cronograma entregado en primera instancia, dichos apartamentos serían terminados en el año 2012.

En el año 2010 la Alcaldía Mayor realizó un sorteo de subsidio de vivienda en el que resultaron favorecidas más de 600 personas para los proyectos mixtos Torres del Parque y Estancia del Roble apoyados por el Fondo Nacional de Vivienda FONVIVIENDA y la caja de compensación familiar de Boyacá COMFABOY.

Para dar inicio a las obras los beneficiarios debían hacer un ahorro programado, puesto que este proyecto fue aprobado bajo la modalidad de pago anticipado. Para adquirir dichas viviendas cuyo valor era de 28 millones de pesos, debían entregar una cuota inicial de 5 millones de pesos, consignados a distintas cuentas corporativas y así dar inicio a la construcción. Las condiciones del giro de los recursos están establecidas en el decreto 2190 de 2009 de la siguiente manera:


“Que el Decreto 2190 de 2009 en el título V establece las condiciones generales para el giro de los recursos de los subsidios familiares de vivienda, asignados por el Fondo Nacional de Vivienda y las cajas de compensación familiar, facultando al Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial para establecer los términos y condiciones particulares que deberán cumplir la póliza, el aval bancario, la interventoría y el encargo fiduciario para el giro anticipado de los recursos, así como las condiciones para su monitoreo y movilización a fin de lograr la efectiva y adecuada aplicación del subsidio familiar de vivienda”.

La construcción se vio interrumpida por diferentes problemáticas: primero, como muchos de los beneficiarios no contaban con los suficientes recursos económicos para el pago del ahorro programado, acudieron a entidades financieras para solicitar créditos, pero una de las condiciones que exigían estas entidades para la legalización de dichos créditos era el avance del 60% de los inmuebles, sin embargo, no se pudo constatar dicho avance y por esta razón los créditos fueron negados. “Se está obligando a los beneficiaros al cumplimiento del cierre financiero o si no serán reubicados, nosotros fuimos a la entidad financiera y solo hacen la aprobación del crédito con el 90% del avance como mínimo, no en obra gris en obra blanca, nos da miedo que hayan reubicaciones”. Expresa Sonia Martínez, beneficiaria de Torres del parque.

Segundo, el constructor Barrios, aseguró que al no disponer de los recursos económicos que debían entregar los beneficiarios no se pudo continuar con la construcción de estos apartamentos, por esta razón, según él, se vio obligado a respaldar el proyecto financieramente con su propio capital. No obstante, este dinero tampoco logró respaldar la construcción, por este motivo se vio obligado a solicitar a título personal un crédito con el Banco GNB Sudameris.

En tercer lugar, el vencimiento de las pólizas y la liquidación forzosa de la aseguradora Cóndor S.A, anuló el respaldo de los dineros desembolsados en el proyecto. Respecto a este punto el constructor aclara: “En relación a la liquidación de la compañía Cóndor S.A, compañía aseguradora, responsable de las garantías requeridas para la ejecución de los dos proyectos de vivienda de interés prioritario, cabe precisar que ambos proyectos deben tener la continuidad necesaria hasta su propia terminación, motivo por el cual no debe reflejarse afectación alguna en el presente proceso contractual”.
A raíz de estas problemáticas el señor Iader Barrios Hernandez ha incumplido 4 fechas de entrega de los inmuebles, a pesar de las medidas judiciales y los acuerdos que se han llegado con este fin. Por estas circunstancias las personas afectadas decidieron tomar cartas en el asunto y otorgarles la vocería a las señoras Sonia Patricia Martínez Morales por Torres del Parque y Angélica María Botía Ramírez por Estancia del Roble.


Para lograr evitar un “robo colectivo” estos beneficiarios realizaron una “tutelaton”, que contó con la sustentación y radicación de 232 tutelas, de las cuales solo 16 recibieron un fallo y/o respuesta.
Del mismo modo, el tribunal administrativo de Boyacá emitió un fallo en el cual se presentan las siguientes órdenes de control y vigilancia que deben ejercer diferentes entidades locales y nacionales: ordenar a Personería revisión de flujo de recursos, supervisión respecto a la entrega de materiales de construcción y en la cantidad de personas que se han encargado de la mano de obra, ordenar a Ecovivienda evaluación de calidad de obras y agilizar la legalización de escrituras de apartamentos, ordenar a Ministerio de Vivienda – Fonvivienda levantar  los incumplimientos y sanciones impuestas al contratista para el libre flujo de recursos, ordenar al constructor que cumpla con el cronograma aportado  para los proyectos Estancia del roble y Torres del parque garantizando la calidad en la construcción de las redes de los servicios públicos y que los apartamentos sean entregados con acabados de excelente calidad, ordenar a la contraloría la supervisión de las obras, ordenar al Municipio de Tunja, a la Secretaria Jurídica y de infraestructura que supervisen la ejecución de los proyectos, ordenar que se conforme un comité de vigilancia donde se vinculen todos los entes implicados y se realice una reunión mensual o mesa de trabajo donde se presenten los informes de las actividades ordenadas anteriormente.

Sin embargo, estas ordenanzas emitidas no se han cumplido a cabalidad ni por Ecovivienda, ni por el constructor. La Ingeniera Gloria Ávila Fernández Gerente de esta entidad, no se ha hecho presente en las reuniones organizadas y se niega a dar respuesta a las problemáticas, además ella ratifica que prefiere no tener ningún tipo de relación con las voceras de los afectados, sino que realizaría e invitaría a reuniones (que hasta la fecha no se ha realizado ninguna) a todos los beneficiaros de los dos proyectos para anunciarles los factores que se consideraran pertinentes, también afirma que para evitar estancamiento de la obra debe haber un flujo de caja, un levantamiento de los incumplimientos impuestos al constructor y una entrega del cronograma judicial y real con el correspondiente visado del magistrado (encargado del caso) Luis Alberto Arciniega. La ingeniera Ávila es consciente de las consecuencias judiciales que se pueden llegar a presentar por un nuevo incumplimiento “o los entregamos o nos entregamos” mencionó, haciendo referencia a los apartamentos y a los funcionarios implicados en el proceso.

Por lo anterior, se evidencia la incompetencia de la Gerente de Ecovivienda, y la falta de compromiso con los afectados de estos proyectos. Además, la administración municipal encabezada por el señor Alcalde Fernando Flórez no se había hecho presente en el proceso, por total desconocimiento del panorama real de estos proyectos, ya que Ecovivienda nunca notificó las irregularidades que se estaban presentando. Los beneficiarios conforme a la falta de compromiso y desinterés por parte de la Gerente manifiestan, “Ingeniera ya no le creemos”, por ello buscaran que sea removida de su cargo.
El constructor Iader Barrios no cuenta con el apalancamiento financiero que le permita acceder a un crédito para continuar con la construcción, hecho que le impide entregar un cronograma real en el que se evidencien los avances o entrega final de las obras.

Al notar la falta de compromiso por parte de las entidades vinculadas, los beneficiaros decidieron instaurar varios derechos de petición, para que se cumplieran los cronogramas pactados y se garantizaran las ubicaciones asignadas desde el inicio de estos proyectos, con excepción de casos prioritarios como enfermedad o discapacidad de los usuarios. “Si no se logra llegar un acuerdo legal de entrega para el mes de junio impondremos una demanda al ministerio de vivienda, debido que a la fecha el ultimo cronograma que se nos fue socializado no cuenta con la las firmas autorizadas del magistrado que está a cargo del caso” expresa la vocera de torres del Parque Sonia Martínez.

Los días 18 de febrero y 21 de mayo del presente año se realizaron las audiencias públicas de este caso, precedidas por el Magistrado Arciniega, en el edificio de los juzgados de Tunja, sala de audiencia N°5AP, la segunda audiencia contó con la participación e intervención de las voceras, el constructor, ECOVIVIENDA, FONVIVIENDA, Ministerio de Vivienda, Jefe de la oficina jurídica de la Alcaldía de Tunja, Personería Municipal y defensoría regional del pueblo.


Allí se determinó lo siguiente: el  avance de las obras, del mes de marzo hasta la fecha es del 0.7% en Torres del Parque y del 1.07% en Estancia del Roble, se constató el incumplimiento de la verificación de las obras por parte de FONADE (Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo) por ausencia de la supervisión de los estándares técnicos y legales de los proyectos, el constructor se declaró en quiebra, manifestando “debo hacerlo pero si no tengo la plata no puedo, cada vez que me demore con la entrega de los proyectos yo soy el único implicado y endeudado, quisiera terminar ya pero no podré seguir adelante, por más que mi corazón diga que sí, esto es cuestión de dinero, esto no se cumple si no me colaboran”. “Existe un desacato por incumplimiento que revive lo que ya había ocurrido, para levantar los incumplimientos impuestos al constructor, deben haber garantías por parte del ente oferente Ecovivienda que se cumplan a cabalidad” manifestó la representante de Fonvivienda Cindy Forero.


De esta audiencia se concluye que se debe: cumplir con la asignación de los subsidios por parte de Fonvivienda y Comfaboy, efectuar la certificación técnica y legal por parte de Fonade, entregar las escrituras de los apartamentos por parte de la constructora a los beneficiarios como acto de recibo a satisfacción y adquirir y enviar  las nuevas pólizas de respaldo financiero por parte de Ecovivienda para hacer los giros anticipados.

Nuestro equipo de investigación realizó una visita a la obra Torres del Parque para verificar los avances mencionados en la audiencia. En este momento se cuenta con 50 trabajadores distribuidos en 3 grupos, estructura, urbanismo y acabados de los apartamentos. “En estos días nos llegan cuatro juegos de formaletas (tablas que se utilizan en la creación de moldes para realizar una estructura en una construcción) para nosotros poder cumplir con el cronograma establecido en obra, en este momento estamos haciendo dos apartamentos diarios, pero se quieren cuatro apartamentos diarios para avanzar en el proyecto” comenta el Arquitecto Paulo Andrés Herrera, director de obra del proyecto Torres del Parque. Estos apartamentos deben ser entregados en el mes de octubre, de no ser así la constructora será sancionada legalmente.

La lucha de los beneficiarios que durante cinco años han esperado tener una vivienda propia y digna continúa, ellos anhelan que estos apartamentos sean terminados en su totalidad y entregados y que las entidades involucradas asuman su responsabilidad llevando a cabo las acciones que les corresponden.

La corrupción e incumplimiento no solo por parte de la constructora sino también de los diferentes entes involucrados es notoria,  intereses personales y económicos han salido a la luz pública tras este proyecto de interés social que solo han beneficiado a unos pocos, mientras que las familias afectadas siguen a la espera de que estos proyectos Torres del Parque y Estancia del Roble sean una realidad.

 

Niyered Alexandra Pardo
Maria Camila Diaz
Tania Carolina Rivas

Enlaces Externos