Jueves Septiembre 21 , 2017

Una caminata excepcional al Páramo de la Cuchilla

Vota este artículo
(1 Voto)

Una caminata excepcional al Páramo de la Cuchilla

Cerca de 84 personas participaron en esta actividad que permitió conquistar el páramo,interactuar con el ecosistema y ayudar un poco con su limpieza.


 

Tunja, 28 de agosto de 2017. La semana pasada se llevó a cabo en la Universidad de Boyacá, el Seminario Taller Internacional Sostenibilidad de Sistemas Territoriales, evento organizado por la facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo y la facultad de Ciencias e Ingeniería.

 

El viaje comienza a las ocho de la mañana con un total de 84 personas, llegan al punto de encuentro con sus abrigos, hidratantes, alimentos energéticos y la mejor actitud para conquistar el Páramo de la Cuchilla, ubicado en inmediaciones del municipio de Sotaquirá. El objetivo, concienciar tanto a la población estudiantil como a docentes y comunidad participante, en la importancia del cuidado y preservación de nuestra madre tierra.

Arranca el bus y partimos desde la entrada de la Universidad de Boyacá hacia Sotaquirá, un municipio situado en territorio colombiano, más exactamente en la provincia centro del departamento de Boyacá. La primera parada es en el parque principal de este hermoso municipio, rodeado de una arquitectura cuyas fachadas evocan el color verde pino contrastado con el blanco; las personas bajan de los buses y aprecian la fauna y flora del pueblo.

Una vez cumplido este primer acercamiento con la región, nos distribuimos en grupos para abordar las busetas municipales que nos llevarían montaña arriba, acercándonos un poco más al sitio de destino; desde allí, la caminata sería de unos 4 km. Cuanta ansiedad se dibujaba en los rostros, había frío, pero las ganas de conocer la maravilla natural de este páramo, impulsó la adrenalina de los caminantes; fue en ese momento cuando los organizadores nos brindan una sabrosa mazamorra de dulce, como típicamente es llamada en Boyacá esta bebida a base de maíz; la acompañamos con un sandwich.

¡Es hora de recoger la basura!, esta es una manera de generar conciencia del cuidado y preservación del territorio, dejamos los desechables en las bolsas correspondientes y empezamos la caminata hacia la cumbre del Páramo de la Cuchilla.

En este sector, sobre los 3.300 a 3.400 metros sobre el nivel del mar, se encuentra una mezcla entre bosque alto andino y vegetación de páramo, se le es considerado el ecosistema de páramo a ese ambiente natural específico sobre los 3.000 metros sobre el nivel del mar, en el que se presentan altas radiaciones, altas precipitaciones y sus cambios fluctúan durante del día; nosotros acá en Colombia encontramos esas diferentes variaciones en las elevaciones y en Sotaquirá se considera un privilegio ya que cuenta con esta transición paramuna en la cordillera; gracias a dicha cordillera, se comparten muchas especies de flora y fauna; también podemos apreciar la presencia de frailejones espeletia grandiflora y espeletia boyacensis”, comenta la especialista de la Uptc.

Fue un ascenso un poco angustioso, agotador y con un toque de desespero pues, al no tener noción del tiempo que faltaba, la caminata se hacía larga, después de un tiempo llegamos al final del recorrido donde pudimos apreciar el hermoso paisaje rodeado de montañas, flora y fauna excepcional. Aprovechamos el momento para tomarnos unas cuantas fotos, compartir con los amigos y con los demás caminantes, mientras colaborábamos con la recolección de basuras que afectan el ecosistema paramuno; ¡porque sí!, allá arriba, donde pareciera que no llega muy a menudo el ser humano, había basura; tristemente aún hay personas que no tienen conciencia de la obligatoriedad del cuidado con el medio ambiente.

Allí recibimos una charla en la que explicaban un poco más al detalle la riqueza de los páramos de Boyacá, su ubicación, estado y políticas de preservación.

Terminando la exploración del páramo, abordé al profesor del departamento de Química y Bioquímica de la Universidad de Boyacá, Julián Osorio, quien manifestó su satisfacción con los resultados de esta actividad: ‘Fue una experiencia muy interesante ya que pudimos compartir con los estudiantes, tanto en la subida al páramo, como en la presentación que hizo la especialista que nos acompañó durante el recorrido; incluso, incluso, el ejercicio de recoger basura sirvió  para generar conciencia del cuidado de nuestro medio ambiente. Los muchachos en general quedaron contentos gracias a la práctica y experiencia que tuvieron, hay que agradecer también a la administración municipal que nos facilitó el transporte, el refrigerio típico y parte de la logística”

Quise conocer la impresión de David Ibarra, un joven de intercambio del programa de arquitectura de la Universidad de Boyacá. quien desea conocer cada rincón del departamento. El aprovechó esta oportunidad y dijo: “estuve organizando, junto con otros compañeros, todo lo relacionado con la logística de este seminario taller, desde la inscripción hasta el apoyo en el desarrollo de los talleres y conferencias; igualmente, apoyé organizando a los participantes, aprendí mucho trabajando con ellos, no conozco Boyacá y gracias a esta experiencia logré acercarme más a su gente, a su cultura, a sus costumbres”.

Así culminó mi viaje al páramo, una experiencia inolvidable, las veces que tenga la oportunidad de participar en estas actividades, lo haré, si el tiempo y mis obligaciones académicas me lo permiten. Recomiendo cuidar y hacer partícipes a nuestros familiares y amigos de las riquezas naturales que tenemos, así mismo, invito a la comunidad universitaria a participar en estas actividades, nos ayudan en nuestro proceso de formación como personas íntegras y futuros profesionales.

Por: Paul Esteban Ramírez Villota

Estudiante Comunicación Social

Enlaces Externos